COMUNICADO

Por primera vez, todos los estamentos taurinos franceses - ciudades taurinas, empresas, profesionales, ganaderos, aficionados y prensa - han puesto de manifiesto su voluntad de unirse para defender la cultura taurina, a proposito del nuevo ataque que sufre en Bruxela con la amenaza de ver suprimidas las ayudas comunitarias a las ganaderias de bravo.

Reunidas ayer en el pueblo de Samadet donde se inauguraba la temporada gala, las entidades bajo firmantes han acordado mantener un dialogo constante entre ellas para prevenir todo nuevo ataque y difundir por todos medios los valores sobre los cuales se apoyan para reivindicar el respeto hacia la cultura taurina.

De comun acuerdo, se ha designado a André Viard - ex matador de toros, autor y editor de la revista Terres Taurines asi como del portal www.terrestaurines.com - para coordinar las acciones comunes en defensa de la Fiesta.

 

CARTA A LOS EURODIPUTADOS

Samadet, el 2 de febrero 2007

Señora o Señor diputado,

Al enterarnos de la declaración escrita 0002/2007 pidiendo la supresión de las subvenciones otorgadas a los ganaderos de toros de lidia asi como a plazo la interdicción de las corridas en toda la Unión Europea, deseamos darle a conocer el pensamiento de los ciudadanos franceses aficionados a la cultura taurina.

Inspiradas de las teorías "anti especista" cuyo caracter peligroso sobre los fundamentos de la moral ya no está por demostrar, aquellas iniciativas muestran todos los aspectos del terrorismo intelectual no haciendo caso del ideal europeo el cual se esforzó, estableciendo el principio de "subsidiaridad" en procurar que, en el asunto cultural sobre todo, cada Communidad siguiera competente en su territorio, disposición fundamental tomada para evitar el nivelamiento de los espíritus y favorecer la diversidad cultural, factor de enriquecimiento.

Sobre lo bien fundado de esta norma resulta chocante pensar en que Europa pueda pronunciarse sobre el porvenir de una micro cultura, cuando la lucha por la identidad cultural de las minorias es una de sus prioridades y que los límites juridicos, en los cuales los espéctaculos de tauromaquía se verifican están perfectamente definidos en Francia, tanto por la ley como por la jurisprudencia. Lo que confirmó explicitamente un voto en sesión plenaria del Parlamento Europeo, quién hace poco rechazó con una gran mayoría una proposición de la abolición de las corridas estimándose incompetente en este asunto.

Aquel fracaso de los movimiemtos anti taurinos a un nivel que juzgaban lo más favorable al desarrollo de sus argumentos explica aquella nueva tentativa a través de la cual sus promotores quisieran privar a los ganaderos de toros de lidia de las ayudas comunotarias a las que pueden pretender con el mismo titulo que sus colegas, lo que conduciría a plazo a la desaparición de muchas fincas, a la perdida de muchos empleos asi como amenazaría nuestras ferias, las cuales constituyen para nuestras ciudades, provincias y Communidades una baza importante, tanto del punto de vista económico como cultural e identitario.

Aquel ataque resulta muy pérfido porque basta con visitar las ganaderias de toros bravos en España , en Portugal o en Francia para darse cuenta de que el bienestar de los animales es más respetado que en cualquier otra explotación bovina. Claro es que van a morir en la plaza estos toros, pero este fin es más conforme con su natural que el que les reservaría el matadero.

En efecto es preciso recordar que diez por ciento de ellos perecen cada año peleándose en las dehesas, lo que basta con demostrar que a la inversa de lo que pretenden los movimientos anti taurinos no se trata de animales domésticos obligados a combatir. Así es su natural, y lejos de experimentar un sentimiento de culpabilidad ofreciéndoles de morir en la plaza frente a un hombre que arriesga la vida, estamos seguros de que los respetamos más que los que condenarían su especie a desaparecer, excepto algunos especímenes secuestrados en algún parque animalista.

¿ La muerte del toro que acompaña la historia de la humanidad desde hace milenios se pondría hasta tal punto tabú que va a ser una prioridad de las democracias modernas? ¿ Pero que ocurre con las muertes violentas y la pobreza de millares de seres humanos exhibidas con complaciencia cada día en las pantallas de nuestros televisores? En la emergencia de aquel debate aparecen aspectos perniciosos de los cuales tendría que preocuparse la Comisión Europea, investigando por ejemplo, como lo hacen ya varios Estados, sobre el origen real y lo peligroso de las tesis que, so copa de sensiblería animalista se empeñan en zapar los cimientos de nuestra civilización. Por otra parte conviene dar a conocer que, al cabo de estudios científicos dirigidos par la Universidad de Madrid, el organismo del toro reacciona a las heridas de manera totalmente diferente de la de los otros ganados, por liberar una cantidad importante de beta endorfinas cuya acción sobre el organismo, iqual a la de la morfina, va persistiendo durante cuatro horas después de su secreción. Aunque sus heridas fueran espectaculares el toro no sufre.

Para nosotros, muy lejos de las acusaciones de crueldad que se nos echan en cara, la muerte del toro en la plaza magnifica el destino del hombre. Conforme a todas las grandes religiones monoteistas y a las morales que emanan de éstas, asumimos la responsabilidad de una opinión que nos permite dar a conocer de manera simbolica los valores a los que nos adherimos y recusamos esta amalgama obscena que haría del animal el igual del ser humano : resultado de un determinismo transcendente o casualidad de una evolución compleja, existe entre el hombre y el animal una diferencia fundamental y nosotros la reinvidicamos.

No se mata el toro en la plaza para satisfacer un placer malsano. Por la contrario es el revelador de calidades y valores esenciales - entrega, valor, inteligencia, creatividad, solidaridad ... - y permite a miles de aficionados de comulgar juntos y al mismo tiempo con la misma idea elemental : el hombre triunfa del caos estando por encima de su condición y esta experiencia de fuerta connotación metafisica permite a veces a los que la están viviendo de experimentar un sentimiento de eternidad. Para los que se reconocen en ella la corrida transmite pues valores éticos y estéticos fundamentales, y lejos de ser la resurgencia condenable de una barbarie anacrónica que sería urgente erradicar, se sitúa sumamente en una modernidad cuya busqueda de sentido se acompaña desgraciadamente en otros muchos dominios de una perdida de referencias que no se encuentra en nuestras plazas.

Fuertes de la certidumbre que nos anima de no transgredir ninguna ley ni moral, esperemos que lejos de apoyar la declaración 0002/2007.Ud participará en su rechazo.

El mundo taurino francés, que representamos a través de unas sesenta ciudades situadas en cuatro Comunidades, de setecientas sociedades, del conjunto de los profesionales taurinos y ganaderos de Toros Bravos, de varias publicaciones especialidadas, del millón de aficionados que suelen acudir a muestras plazas cada año y de los millones de visitantes que ven en muestras ferias un espacio de libertad, se lo agradecerá muchísimo.

Esperando su respesta, le presentamos a Usted, Señora o Señor Diputado, el testimonio de muestra consideración.

Los firmantes :

Union des Villes Taurines de France Association des Organisateurs de Corridas du Sud Ouest Groupement des Entrepreneurs de Spectacles Taurins Musée des Cultures Taurines Fédération des Sociétés Taurines de France Association Nationale des Aficionados Fédération des Clubs Taurins Paul Ricard Union des Bibliophiles Taurins Français Amicale des clubs taurins gersois Association Française des Vétérinaires Taurins Association Française de Chirurgie Taurine Syndicat français des toreros, banderilleros et picadors Association Française des Eleveurs de Taureaux Braves Association des Critiques Taurins de France Centre de Tauromachie de Nîmes Ecole taurine d'Arles Ecole taurine de Béziers Ecole taurine d'Hagetmau Collectif Terres Taurines